Tutorias Personalizadas "Contabilidad, Informática, RR.HH., Gestión Personal, Office" y Diseño Páginas Web

lunes, 25 de junio de 2018

REALIDAD VIRTUAL COMO TRATAMIENTO PARA EL PARKINSON

La realidad virtual como terapia para el Parkinson: hablamos con una paciente
La Realidad Virtual se ha utilizado ya como terapia para tratar algunos tipos de fobia. Ahora, varios estudios y proyectos de investigación analizan los efectos positivos que puede tener en pacientes con Parkinson. De hecho, hay varios proyectos de investigación en marcha en todo el mundo. Uno de ellos se está llevando a cabo en nuestro país.
En él participan la Universidad Francisco de Vitoria, la Universidad Rey Juan Carlos y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Los resultados de este proyecto vendrían a avalar la viabilidad de la Realidad Virtual como terapia para el tratamiento del Parkinson.
No todos los pacientes pueden, de momento, someterse a estas pruebas, que se realizan en un entorno controlado en el Hospital Beata María Ana de Madrid. Pero el objetivo es que esta tecnología pueda llegar a ser una especie de gimnasio neuronal que cada paciente pueda tener en su propio hogar.

Solo apto para pacientes "típicos"

De momento, el estudio del empleo de la Realidad Virtual como terapia no se realiza en todos los tipos de pacientes que sufren Parkinson, una enfermedad que acarrea un tipo de trastorno del movimiento. Los denominados paciente típico son aquellos que responden bien a la terapia médica con dopaminas. Son aquellos que pueden participar en este estudio.

8 sesiones de hora y media

En total se realizan 8 sesiones, de hora y media cada una. En función del grupo al que pertenezcan, su contacto con la Realidad Virtual dura más o menos tiempo. Posteriormente, se hacen diversos métodos de control (como resonancia magnética funcional, neuropsicología o control del equilibrio, entre otro tipo de exámenes) para estudiar los efectos.
¿Cuándo se empiezan a notar estos primeros resultados del uso de la Realidad Virtual? Depende de cada paciente. “Algunos lo notan antes y otros tardan más, pero en la primera o segunda sesión empiezan a ser evidentes”, asegura el doctor doctor Juan Pablo Romero Muñoz, responsable del proyecto de investigación, que añade que se está estudiando también qué factores pueden ser determinantes para ver un mayor efecto de la terapia.

Juan Pablo Romero Muñoz, médico que lidera este proyecto de investigación.